Comprar disco duro externo

Comprar disco duro externo

comprar disco duro externo

Los discos duros externos nos permiten almacenar todo tipo de contenido: mientras algunos los utilizan para tener a buen recaudo sus copias de seguridad, hay otras personas que lo utilizan para reproducir todo tipo de contenido multimedia en sus televisiones de alta gama.
Cada día aparecen nuevos discos duros con unas características muy variadas. También los precios son muy dispares por lo que es conveniente analizar todo lo que tienes que saber antes de tomar la decisión de comprar alguno de ellos.
Es por eso por lo que hemos creado este detallado artículo que va a enseñar los criterios en los que debes de basarte a la hora de comprar disco duro externo.

 

Factores que tienes que tener en cuenta al comprar disco duro externo

Sistema de alimentación

Lo primero que tienes que conocer es la diferencia entre un DDE y un disco duro portátil. En apariencia pueden resultar idénticos pero tienen algo distinto muy característico: La primera opción necesita de una fuente de energía externa para poder funcionar mientras que los discos duros portátiles la pueden conseguir del cable USB.
Es decir: que los DDE aparte de estar conectados al ordenador para ejecutar la transferencia de archivos, también necesitan de un transformador que pueda alimentarlos durante todo el proceso.
Esto es muy importante: imagina que el disco duro lo vamos a tener que llevar de forma constante o se va utilizar en varios ordenadores. Sería un fastidio tener que estar cargando con el cargador de un lado para otro.
Nosotros te recomendamos que elijas un disco duro portátil y que te asegures realmente que con la conexión USB puede abastecerse sin ningún tipo de problema. Vas a conseguir una gran comodidad que te va a resultar vital para poder trabajar más a gusto.

 

Uso

Antes de hacer la compra vale la pena que pensemos durante unos minutos el uso que le vamos a dar. Si tan solo nos hace falta para almacenar fotografías, canciones, documentos o algunos vídeos ocasionales, puede que no te haga falta comprar disco duro externo, un pendrive puede ser una buena alternativa.
Piensa que ese dispositivo costará mucho menos… y ahora tienen capacidades de entre 64-128GB (Y se está trabajando en capacidades superiores). Un pendrive es mucho más fácil de llevar a cualquier parte, no necesitará un estuche externo de protección y será más cómodo su transporte.
Sin embargo, en el caso de que queramos asegurar los datos externos de nuestro ordenador, ver películas en HD o Bluray con gran capacidad o cualquier otra situación que necesite mover una gran cantidad de datos, nos tendremos que decantar por un disco duro externo.
La verdad es que en la mayoría de los hogares se suele tener ambas opciones. Tienes que saber que un disco duro externo no está diseñado para darle un uso demasiado continuado… mientras que un pendrive si.
Analiza el uso que le vas a dar antes de comprarlo. De esta manera podrás ahorrar y saber que el dispositivo te va a durar más.

 

Capacidad del disco duro

Los discos duros actuales se miden en TeraBytes ( 1TB = 1024 GB) aunque podemos adquirir algunos modelos de 500GB (1/2 TB).
Podemos pensar que esto es mucha memoria pero los ficheros han aumentado mucho de tamaño en los últimos años. Una película antiguamente medía menos de 1GB (incluso se podía meter en CDs de 700MB). Ahora, si la queremos con gran calidad, es difícil que bajen de los 10GB… incluso algunas de ellas, si están en 3D o tienen algunas otras funciones extra, pueden pasar los 20GB.
Si haces cálculos y empiezas a llenar el disco duro sin control, te darás cuenta de que te has quedado sin espacio.
Ahora bien, ¿Vale la pena comprar discos duros de 2TB o, incluso, de 3TB? Depende.
La cantidad de ficheros que puedes introducir en estos discos es muy elevada… sin embargo, si en algún momento el disco duro se estropea, todos los datos quedarán inutilizables. Quizá deberías de plantearte la idea de que, si quieres comprar un disco duro con una capacidad de 2TB, comprar dos de 1TB y así reducir la posibilidad de que les ocurra algo.

 

comprar disco duro externo

 

Precio

Esta es un factor determinante que va a condicionar nuestra decisión. En la gran mayoría de las veces la diferencia de precio no es demasiado excesiva.
Por ejemplo: Un disco duro de 500GB lo podemos encontrar a un precio de 64$ (aproximadamente sobre unos 50€). Ahora bien, un disco duro de 1TB ronda los 76$ (69€) por lo que, por un poco más, puedes tener el doble de espacio.
Te recomiendo que eches un vistazo a Amazon para conseguir los mejores precios del mercado. Intenta analizar la relación entre los precios y la capacidad.
Anteriormente te comentábamos que quizá valga la pena comprar 2 discos duros de 1TB en vez de 1 de 2TB pero esto, viéndolo desde el punto de vista del ahorro, no es rentable.
Siguiendo con el ejemplo anterior, si compársemos un disco duro de 1TB nos costaría 69€.
Si comprásemos dos de 500MB nos costaría sobre 100€ para conseguir la misma capacidad. Es decir, que hemos pagado 30€ adicionales para tener el mismo espacio.
Tenemos que ser nosotros los que decidamos si merece la pena: ¿Qué prefieres, pagar menos y tener el mismo espacio o que tus datos estén más seguros? Un detalle que tenemos que tener en cuenta.

 

Accede aquí al mejor precio.

 

Velocidad de transferencia

La velocidad de transferencia también es un punto interesante que tenemos que tener en cuenta. Imagina que tienes que transferir películas de 50GB al disco duro… si no tenemos una buena velocidad esto se nos puede hacer eterno.
Es muy importante que elijas un disco duro con tecnología USB 3.0 (la más rápida de mercado actual). A continuación te damos una pequeña lista de velocidades para que puedas ver la diferencia y su evolución a lo largo de los años.

 

-Baja velocidad (USB 1.0): Alcanzaba la cifra de 0.19 MB/Segundo.
-Velocidad media: Llegaba a conseguir 1.5 MB/segundo
-Velocidad alta (USB 2.0): Muy superior, 60 MB /Segundo
-Súper-alta velocidad (USB 3.0): 10 veces más que la anterior (600 MB/ Segundo 5Gbits/s)

 

Como puedes ver, la diferencia entre el USB 2.0 y el 3.0 es abismal. Para que te puedas hacer una idea, vamos a suponer que una película tarda 10 minutos en transferirse en 2.0… ¿Sabes cuánto tardaría con tecnología 3.0? Tan solo 1 minuto.
Ahora bien, antes de pasar al siguiente criterio es muy importante que tengas un dato claro: de nada sirve que compres un disco duro externo USB 3.0 si tu ordenador no está diseñado para poder soportarlo (es decir, si su placa no cuenta con esta tecnología).
En este caso actuará como una especie de embudo en el que saldrá “ganando” aquella tecnología inferior. Si, por ejemplo, tu ordenador tiene USB 2.0 y el disco duro soporta 3.0, la velocidad se reducirá a la más baja.
Es por ello por lo que no va a valer la pena que te gastes más por un dispositivo USB 3.0 si tu ordenador no va a ser capaz de aprovechar esta innovadora tecnología.

 

Compatibilidad

Aunque la mayoría de discos son compatibles con todos los sistemas operativos que se utilizan actualmente, es importante estar seguro de ello.
El usuario básico lo va a utilizar para hacerlo funcionar en sistemas de Microsoft (los actuales Windows 7 y Windows 8) por lo que suelen venir preparados con una partición NTFS. El problema es que, de entrada, esta partición quizá no sea reconocida por otros sistemas operativos.
Pregúntate para que S.O. lo vas a necesitar y lee en las especificaciones si es compatible. De esta manera no tendrás ningún tipo de problema o sorpresa cuando empieces a utilizarlo.

 

Marca y modelo

El mejor consejo que te podemos dar en este punto es que intentes seleccionar una marca conocida y que tenga buenas opiniones. De esta forma tendrás la seguridad de que va a aguantar el paso del tiempo.
Algunas veces encontramos modelos muy baratos y puede que nos preguntemos si realmente no son demasiado buenos para ser cierto… y probablemente lo sean.
También tienes que saber que un disco duro, como cualquier otro artículo, puede ver incrementado su peso en un gran porcentaje solamente por comprarlo de una marca que sea conocida.
Por ejemplo, un disco duro Western Digital con capacidad de 2TB puede llegar a costarte 126$ frente a otras opciones que tienen un precio muy inferior.
Intenta encontrar una marca que tenga buena fama pero que no sea demasiado caro: no siempre lo que vale más acaba siendo lo mejor, pero tampoco nos decidamos por modelos de dudosa calidad.

 

Puedes consultar los mejores modelos aquí

 

¿HDMI?

Existen discos duros portátiles con salida HDMI aunque ya estamos hablando del concepto de multimedia. Imagina que quieres conectar tu disco duro directamente con el televisión, pero que no cuenta con conexión USB o que esta ya la tenemos ocupada.
Una de las opciones que tenemos disponibles es poder conectarlo directamente a la toma HDMI y hacerlo funcionar de esa manera. También existe la posibilidad de conectarlo a un proyector, un monitor o cualquier otro elemento que lleve integrada una toma HDMI.
Tienes que saber que esta opción puede hacer que se encarezca bastante el precio del disco duro… y que, seguramente, valga la pena pagar un poco más y comprar un disco duro multimedia que, a diferencia de este modelo, tendrá muchas más salidas (audio digital, vídeo compuesto, coaxial…)
En definitiva, una salida HDMI en un disco duro no suele valer la pena.

 

Dimensiones: Tamaño y peso

Si tu disco duro va a ser portátil, es interesante que elijas uno que tenga unas dimensiones reducidas y un peso ligero. Los mejores discos son los de 2.5 pulgadas que destacan por ser muy ligeros. Tienen un peso aproximado de 241 gramos y unas dimensiones de 7cm de ancho por 11cm de alto.
Algunos modelos entran perfectamente en los bolsillos de nuestros pantalones. Como ya te comentábamos anteriormente, es importante que no necesite ninguna fuente de alimentación adicional para que su transporte sea mucho más sencillo y eficaz.

 

Testimonios de los usuarios

Si tienes algún tipo de duda sobre un determinado modelo de disco duro externo, puedes utilizar la información de Internet para satisfacerla. Para ello tan solo tienes que buscar el nombre del disco seguido de la palabra testimonio.
De primera mano encontrarás gente que lo ha encontrado y ha opinado sobre él.
Antes de nada, tienes que saber que todo producto siempre va a tener opiniones negativas, es imposible contentar a los clientes y siempre aparecerá algún tipo de fallo. Es por ello por lo que tienes que hacer un balance global de estas opiniones para ver si realmente te acabas decidiendo por el artículo.

 

Algunos consejos que no debes de olvidar

Ahora ya conoces todos los criterios en los que te debes de basar para comprar disco duro externo. A continuación vas a poder leer unos pequeños consejos que te ayudarán finalmente a tomar la opción que consideres más adecuada.

-Tasa de transferencia: Es interesante que conozcas que, aunque el fabricante te prometa una tasa de transferencia, existen muchos factores que la pueden variar: Si en tu ordenador existe algún programa que esté consumiendo los recursos, si el cable está deteriorado, si el dispositivo está demasiado lleno o no tienes suficiente memoria RAM o procesador para mover bien el sistema, es posible que esta pueda disminuir.
-Marca: Comprar una marca más cara no tiene que significar que el disco duro vaya a ir mejor. Guíate de las opiniones e intenta no encontrar marcas demasiado raras o que tengan una calidad que no es la que prometen.
-Relación calidad-precio: Analiza todos los factores anteriores para intentar conseguir un disco duro que los cumpla pero que, a la vez, respete la idea de presupuesto que teníamos pensado gastar. De esta forma conseguiremos el dispositivo perfecto.

-Tiendas: Te recomiendo comprar en Amazon, no te arrepentiras, calidad-precio y servicio al cliente, lo mejor en la compra por internet.